jueves, 11 de agosto de 2016

El segador

EL SEGADOR

Límpiate er suor, muchacho,
que por tu cara chorrea;
sua, pa que aluego la jambre
no te jaga cer tachuela.

Tiende bien la joz, asina,
y doblando la muñeca
dale güertas ar manojo
que no se ajuya un brenza;
y que vaya limpio er tajo,
que la espiga que se quea
esperdiciá en er rastrojo
o regüerta entre la tierra,
es suor de nuestra frente;
es sangre de nuestras venas;
es cuerpo de nuestro cuerpo
y juerza de nuestra juerza.

Y una espiga, aunque sea chica
y escalichá, representa
toito un año de trebajo
de faitiga y de miseria.
Verás como en er invierno,
cuando la canar gotea,
y se cubra to de nieve,
y trebajar no se puea,
no tendremos que afrentarno
ar que con usura presta,
y un churrusco, aunque argo negro,
no fartará en nuestra mesa.

Límpiate er suor, muchacho,
que por tu cara chorrea;
sua, pa que aluego la jambre
no te jaga cer tachuela.


Ventura Villarubia Pila

No hay comentarios:

Publicar un comentario